Ir al contenido principal

El Amigo de mi Viejo el querido PISTOLA MARSICANO

Daniel Marsicano se llamaba, pero si no digo el "Pistola"... me suena ajeno.
Justo él, a quien nada de lo humano le parecía ajeno.
Una vida digna de ser llevada al cine y seguramente todo parecería poco.
Porque si algo hizo el "Pistola" fue vivir.


Como cuando se vino desde su Italia natal, escondido en un barco con destino a Montevideo.
Y tenía tan solo 8 años...
Los marineros lo encontraron una noche tratando de robar algo de comida y lo adoptaron como un tripulante más.
Al bajar en el puerto, el "Pistola" consiguió trabajo y un lugar para dormir en un almacén de ultramarinos de la Ciudad Vieja.

Al poco tiempo puteó al "tano" dueño de la tienda y se fue a vivir a la calle.
Lustra botas por un tiempo, hasta que se hizo "canillita", su verdadero oficio.
"Diarios... diarios... salió El Tiempo y La Tribuna... El Popular, el diario de la clase obrera" gritaba el "Pistola" en la esquina de Agraciada y Capurro.
Ahí comenzó a ser un uruguayo más.

Fundador de la CNT (Central Nacional de Trabajadores) donde integró su secretariado junto al "Pepe" D'Elía, Pastorino, Gerardo Cuesta, León Duarte, Gerardo Gatti y otros tantos compañeros.
Militante de la vida y por la vida.
Comunista cuadrado a veces y anarco otras. Como decía el "Flaco" Zitarrosa... "mis anarcos queridos".
Fundador junto a Tabaré Vázquez del Club Arbolito, donde nadie se explica como carajo hacían para darle de comer a todos los botijas del barrio. 

Qué barrio?
Y si uno nombra al "Pistola" Marsicano, ahí nomás se te aparece el nombre de La Teja.
Barrio proleta, bien montevideano, de malvones en viejas latas de aceite y con jazmines que te anuncian la llegada del verano.
Con Plaza Lafone y Sindicato del Vidrio.
Con los Diablos Verdes y La Reina de la Teja, de la que también el "Pistola", junto al Gato Morgade, Antonio Zenardo y el "Carraspera" fueron fundadores.

Y si uno nombra a La Teja y dice "Pistola"... el barrio se pone rojo y amarillo... los colores del Club Progreso, de los que también el "Pistola" fue presidente.
Qué lo parió "Pistola"... no te quedó nada por hacer.

Cuando un vecino necesitaba un medicamento, allá aparecía el "Pistola".
Cuando andaba con un peso encima, atendía en el mostrador de algún bar.
Y allá se iba el "Pistola" sin un mango, pateando piedritas por la bajada de Conciliación.

Se dice que tuvo 5 infartos.
Se pensaba que era inmortal.
Y claro que es inmortal.
Porque los hombres y mujeres de bien como el "Pistola" Marsicano no se mueren así nomás.

Y yo me pregunto...
Quién vendrá ahora a sacarnos de las manos el "Liberarse", como lo hacía él en tiempos de dictadura, para vocearlo a grito pelado en la feria?
Quién aguantará los mostradores de La Teja?
Quién le pondrá agua oxigenada y una "curita" a las rodillas raspadas del "guacherío" como hacía el "Pistola" cada vez que Camilo y Tamara se caían de tanto correr y romper las pelotas en los ensayos de La Reina de la Teja?
Viejo trotamundos, doctorado en la universidad de la calle, solidario y noble.
Amigo de sus amigos, luchador incansable.

Pero quien te dice... a lo mejor este viejo bandido regresa... tal y como lo hizo después de sus cinco infartos.
Porque como bien canta Tabaré Cardozo: -Si lo viene a buscar la Parca, él se va en su barco negro/ da una vuelta nomás y vuelve a resucitar-

Por el Arbolito.
Por los "gauchos" de Progreso.
Por los "canillas".
Por La Reina.
Por La Teja.
Por Montevideo.
Por el "Pistola" Marsicano...
Salud!

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA INSEGURIDAD ES UN NEGOCIO MONTADO Y DEFENDIDO EN LAS CALLES.

Hace poco más de un mes, varios activistas sociales que trabajan en asentamientos me conmovieron con la afirmación  que alertaba sobre una realidad que los activistas que trabajan en los asentamientos vienen denunciando desde hace años: la droga, en los asentamientos, está despenalizada de hecho. Este comentario, ciertamente más valioso y real que los diagnósticos oficiales que realizan algunos funcionarios desde sus despachos, pone los puntos sobre las íes en el tema que más preocupa por estos días a los uruguayos: la inseguridad.
"El problema no es el asentamiento, sino el narcotráfico".El problema es que el asentamiento funciona como una zona liberada donde se pueden portar o consumir drogas sin que intervenga la fuerza pública. El problema es que el asentamiento es un espacio seguro para los traficantes, que saben que el Estado, no entra en el asentamiento. Y tienen razón. Los asentamientos son, en realidad, el territorio sometido por los narcotraficantes, que, con abso…

El Otro Foucault.

El Otro Foucault. En su muerte en 1984, Michel Foucault dejó una carta indicando que no quería saber nada de publicaciones póstumas de su obra. Debería haber sabido mejor: El hambre de una mayor clarificación y elaboración de posiciones del maestro podría resultar irresistible. También lo ha sido el flujo de publicaciones póstumas, el más esperado de los cuales han sido la docena de compilaciones de extensión de un libro de sus conferencias anuales en el Collège de France, que comenzó a aparecer en la traducción Inglés en 2003.
La forma de Foucault de su trayectoria intelectual ya era polémica durante su vida. Los lectores preguntaron, por ejemplo, si su difunto a su vez de la ética del autocuidado era una traición a su anterior profecía que el concepto de “hombre” estaba destinado a desaparecer. ¿Cómo podía distinguir entre el bien y el mal en las acciones humanas sin un compromiso con uno mismo y el ser humano? Al analizar la obra del maestro no se puede pretender que sus respuestas s…

¿Dónde están los niños?

Este título puede parecer impactante a primera vista, pero ¿acaso no lo es más que los arqueólogos hayan ignorado esta pregunta? Es decir, creemos poder decir –sin que por ello nadie se sienta ofendido- que durante generaciones hemos obviado a un sector de población no sólo numeroso, sino a un grupo en el que radica la supervivencia del grupo y de su cultura misma, ya que es en el mantenimiento y educación de la infancia en dónde debemos buscar la continuidad o el cambio social.
La respuesta a nuestra pregunta inicial hemos creído encontrarla –una vez más- en dos hechos: Primero, un sesgo propio de la construcción histórica. O dicho de otra forma, la historia ha sido escrita por y para hombres, estudiando tan sólo la esfera pública considerada como superior y resueltamente irreconciliable con la privada o doméstica, haciendo excepciones en lo que atañe a biografías y los relatos de cortes. Segundo, la trasposición de valores, e incluso sentimientos, actuales-occidentales a las socied…